dissabte, 17 de setembre de 2016

Trobada d'ACO del Vallès Oriental per a començar el nou curs...


Salaris i economia...



¿Malos salarios y buena economía?
Antón Costas (catedrático de Política Económica)
15/09/2016 El Periódico

Debemos alegrarnos de que los salarios continúen cayendo? Si nos centramos solo en los efectos sobre la competitividad de costes a corto plazo de las empresas, la respuesta sería que sí. Pero los salarios tienen otras funciones importantes, tanto para el buen funcionamiento de la economía y las empresas como para la existencia de una sociedad decente. Si las tenemos en cuenta, no está claro que sea una buena noticia. Al contrario, una economía de bajos salarios no construye una buena economía ni una sociedad justa y armoniosa. Pero antes veamos los datos.
La encuesta de costes laborales por hora trabajada del segundo trimestre que acaba de publicar el INE confirma lo que ya había mostrado la del primer trimestre. Teniendo en cuenta el efecto calendario para hacerlos comparables con los del mismo trimestre del año 2015, los salarios siguen estancados, con un crecimiento medio de solo un 0,2%.
En algunos sectores están creciendo por encima de la media. Es el caso de las industrias extractivas, las actividades inmobiliarias y las profesionales. Pero, por contra, hay otros sectores importantes, como son la enseñanza, la construcción, la hostelería y el comercio, cuyos salarios siguen cayendo, entre un -0,6% en la enseñanza y el -1,4% en la hostelería. Por sí solos, en términos de empleo, estos cuatro sectores representan un poco más de un tercio del total de la economía. Son además los sectores donde más empleo se crea, pero con salarios cada vez más bajos y peores condiciones laborales.
Volvamos ahora a la cuestión inicial. ¿Es buena para la economía la continuidad de esta caída de salarios? La respuesta exige analizar el efecto sobre cuatro aspectos: la competitividad empresarial, la recuperación económica, las condiciones de vida y la productividad. Veámoslos.
Competitividad y salarios. En una visión cortoplacista, la caída de los salarios hace sostenibles muchas actividades económicas que de otra forma verían comprometida su pervivencia. Se trata fundamentalmente de empresas de escasa dimensión que viven del mercado interior. Su capacidad para basar su competitividad en la mejora de la productividad es escasa. De ahí que la legislación laboral tienda a ser laxa para favorecerla por la vía de los salarios. Pero el riesgo de la legislación laboral permisiva es que acabe siendo como una droga que estimule el crecimiento de actividades de baja productividad con salarios y condiciones laborales propias del siglo XIX.
Por el contrario, el buen comportamiento exportador que muestra la balanza comercial española no está basado en los bajos salarios, sino en empresas que por su tamaño medio-alto pueden apoyar su competitividad en las mejoras de productividad, en la innovación de sus productos y en la búsqueda de nuevos mercados. Esta es la buena competitividad.
Recuperación económica y salarios. La macroeconomía se basa en un principio muy sencillo: lo que tú gastas es lo que yo ingreso; y lo que yo gasto es lo que tú ingresas. El gasto de las familias es determinante para la recuperación económica. Lo estamos viendo en España. El consumo es el principal motor. Si los salarios se deprimen, el gasto de las familias cae y la economía vuelve a la recesión. Esta dimensión macro de los salarios con frecuencia no es tenida en cuenta.
Nueva pobreza y salarios. Los salarios son la única fuente de ingresos de la mayor parte de los hogares. Empleos con bajos salarios no permiten llevar una vida digna a muchas personas hoy en España. De hecho, estamos viendo la aparición de una nueva forma de pobreza: la de las personas que tienen un empleo cuyos salarios y condiciones laborales no les permiten subsistir dignamente. Bien definida, la competitividad es la capacidad de un país para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.
Productividad y salarios. Es un error pensar que bajos salarios pueden hacer que los trabajadores sean más productivos. Si fuese así, la esclavitud sería el mejor sistema de relaciones laborales. Por el contrario, los bajos salarios aumentan la rotación de los trabajadores; y la mayor rotación deteriora la productividad, la competitividad y los beneficios a largo plazo. Esto es algo que comienzan a ver muchas empresas, tanto en otros países como también en España.
La conclusión lógica y racional es que los malos salarios no hacen una buena economía. De ahí que tengan mucho sentido las iniciativas que están surgiendo en favor de salarios dignos y del aumento del salario mínimo. Pero sobre esto hablaremos en otra ocasión.

Crisi i salut mental



Benvolguts, benvolgudes,

Ens fa molta il·lusió poder-vos convidar a la primera edició de 'Socialitzant', una sèrie de col·loquis que volem encetar per parlar amb entitats, tècnics, professionals i experts sobre qüestions que afecten l'actualitat de l'acció social a Catalunya.

El primer debat de Socialitzant l'organitzem conjuntament amb la Universitat de Vic i l'hem titulat "Crisi i salut mental: com afrontar aquest escenari?". La taula rodona serà a Granollers el proper dijous 22 de setembre a partir de les 19h a la Biblioteca Roca Umbert. Per parlar d'aquesta qüestió comptarem amb:

  • Salvador Simó, professor i investigador de la UVic
  • Josep Moya, psiquiatre i impulsor de l'Observatori de Salut Mental i Comunitària de Catalunya
  • Lourdes Carreras, membre de la PAH Granollers
L'entrada a l'acte és lliure i gratuïta i ens encantaria comptar amb la vostra presència. Per això, us fem arribar el targetó d'invitació que trobareu a continuació. Des del Social.cat elaborarem un dossier amb dades sobre el tema del debat que podreu adquirir si us inscriviu al blog de la jornada: www.social.cat/socialitzant.

Moltes gràcies a tots,


Mobilitzacions a la tardor



Mobilitzacions contra els tractats de lliure comerç


Setmana d’acció del 8 al 15 d’octubre de 2016


Les organitzacions i persones que donen suport a la campanya #NoalTTIP, entre les quals hi ha l’ACO, convoquen una tardor en resistència per exigir la suspensió dels tractats de lliure comerç i inversions com ara el CETA (entre la UE i el Canadà) o el TTIP (que s’està negociant entre la UE i els Estats Units).
Darrera aquesta crida hi ha el convenciment que per a promoure una societat que sigui igualitària i respectuosa amb els drets de les persones i el medi ambient cal replantejar el sistema de comerç global i deixar d’avançar en uns tractats com els esmentats, que afavoreixen la concentració de poder en les mans d’un grapat de multinacionals.
És especialment preocupant el CETA, que pretén ser ratificat a finals d’enguany, després d’estar-se negociant en secret durant més de cinc anys. La Comissió Europea i alguns Estats membres, com l’espanyol, estan oferint el recolzament incondicional per a la signatura d’aquest acord, malgrat la inexistència de cap estudi d’impacte que asseguri els beneficis de tirar-lo endavant.
Les accions que es faran poden consultar-se al web noalttip.org. També podeu signar en contra d’aquests tractats a l’enllaç.