dissabte, 28 de juliol de 2018

Pere Pérez Navarro: nou delegat episcopal de la Pastoral Obrera de la diòcesi de Terrassa

El laic Pere Pérez Navarro ha estat nomenat nou Delegat Episcopal de Pastoral Obrera de la Diòcesi de Terrassa el passat mes de juny de 2018 pel bisbe Josep Àngel Saiz Meneses. Fins ara, ho era el prevere Pepe Baena Iniesta Baena que, durant 14 anys, ha fet el servei de dinamitzar la pastoral obrera en el territori. De pas, agraïm tota la seva feina feta en equip.

En Pere Pérez Navarro (70 anys) viu a Bellavista (Les Franqueses del Vallès) des de fa molts anys. Jubilat després de treballar com a fuster. Casat amb la Dèlia Viedma Navarro, que també és una cristiana activa. Té 4 fills i 5 nets. És militant cristià de l'ACO (Acció Catòlica Obrera), consiliari d'un grup de l'ACO del Vallès Oriental, consiliari de la comissió d'iniciació de l'ACO, membre actiu de la parròquia de Sant Francesc d'Assís de Bellavista, voluntari de Càritas de la mateixa parròquia, membre de la Comissió de la Festa Major de Bellavista, col·laborador de l'Associació "Papers i Drets per a tothom" i laic associat a l'Associació de Preveres del Pradó. Ha estat militant de la JOC (Joventut Obrera Cristiana) quan era jove, regidor de l'Ajuntament de Les Franqueses del Vallès, membre de l'AAVV de Bellavista, catequista de confirmació per a joves, membre del Consell Pastoral Diocesà del bisbat de Terrassa, membre del consell pastoral primer de la parròquia de la Mare de Déu de Montserrat i Sant Antoni de Pàdua (Granollers) i després de l'actual parròquia i membre del Consell Arxiprestal de Granollers. I, el que és més important, seguidor fidel a Jesucrist en el món obrer.

Li donem les gràcies per la seva disponibilitat evangèlica!!!

Exercicis d'estiu de l'ACO (Acció Catòlica Obrera)

 
Exercicis d'estiu 2018

Dilluns, 20 agost, 2018 - 16:00 a Divendres, 24 agost, 2018 - 15:00

Obert
A finals d'agost ens trobarem per compartir uns dies de recés, en uns Exercicis d'Estiu acompanyats pel salesià Joan Codina i Giol.
Les meditacions giraran a l'entorn de l'Evangeli de Lluc. Teniu més informació al programa.
Podeu formalitzar les incripcions fins el 20 de juliol al telèfon 935058686 o a l'email coordinacio@acocat.org.
El 24 de juliol a les 18 h tindrem una reunió preparatòria dels exercicis a la seu de l'ACO (C/ Tapioles 10, 2n Barcelona).

La pastoral obrera davant un món obrer tocat per les creences

 Resultat d'imatges de creencias

SOBRE CREENCIAS. 

LAS CREENCIAS DE LOS ESPAÑOLES


¿Cuántos creyentes hay actualmente en España y en qué creen? Es difícil precisarlo más allá de lo que nos muestren las estadísticas del CIS. Durante el último año la cifra ronda los 2,7 creyentes por cada no creyente.

La gente se define así:
---un 68,8% católicos,
---un 2,3% creyentes de otra religión,
---un 15,7% no creyente y un 10,2% ateo (el encuestador sabrá, quizá mejor que el encuestado, cuál es la diferencia),
---un 3% no sabe o no contesta.

Hace cerca de 25 años (octubre de 1994) la relación era de 5,76 creyentes por cada no creyente (o “indiferente”), ya que esos porcentajes eran, respectivamente:
--81,2% católicos,
--1,7% creyentes de otra religión,
--7,8% indiferentes,
--4,6% no creyentes,
--2,0% ateos,
--1,9% otra respuesta, 0,9% no sabe o no contesta.

En otras palabras, el número de no creyentes se ha doblado en este tiempo. Y esa parece ser la tendencia general en el mundo, incluidos los países de América.
Me parece conveniente, hasta donde sea posible a partir de encuestas fiables, profundizar en cuáles son esas creencias que la gente confiesa tener espontáneamente ante un encuestador anónimo. Los datos del CIS, aun siendo fiables, son harto escuetos.

La última encuesta en que se profundizó sobre las creencias de los españoles fue la del “Eurobarómetro Especial 225”, de junio de 2005, elaborada por el grupo británico TNS. Por entonces el CIS –del que echo en falta encuestas similares, y espero que los sondeos sobre religiosidad no sufran la suerte de aquellos que había sobre la institución monárquica- daba resultados intermedios a los referidos ayer (el año 2005 cae en mitad del descenso operado entre 1994 y 2017):

--79,4% católicos,
--2,3% creyentes de otra religión,
--11,0% no creyentes,
--6,0% ateos,
--1,3% no sabe o no contesta.

Esto suponía 4,8 creyentes por cada no creyente (casi el doble de la proporción actual: 70% de creyentes frente al 27,7% de ateos en el barómetro del CIS de abril de 2018, lo que significa un no creyente por cada 2,53 creyentes).
Según el Eurobarómetro (1), “el 59% de los españoles declararon "creer en un dios", el 21% en "alguna clase de espíritu o fuerza vital" y el 18% en "ninguna clase de espíritu, dios o fuerza vital". Este 18% se parece mucho al 17,4% de “no creyentes” y “ateos” calculado por el CIS por aquella fecha” (unos 5 creyentes por cada no creyente).
Tras lo cual, cabe preguntarse (como D. Antonio Cantó en el artículo reseñado en la nota) en qué creen los integrantes de ese grupo que se considera “católico”.

En el Eurobarómetro de 2008 (nº 69, p. 15-16), se nos dice que “sólo un 3% de los españoles consideran la religión como un valor importante, muy lejos de la paz (45%), el respeto a la vida (42%) y los derechos humanos (38%). En realidad, es el menos relevante de los valores propuestos a los entrevistados, y está muy por debajo de la ya de por sí débil media europea del 7%. Sólo hay un país que le dé menos importancia: Portugal.” (2)

“Más intrigante resulta analizar las características de esa fe católica que afirman procesar la mayoría de los españoles. Si recordamos el Eurobarómetro Especial 225 mencionado antes,
--el 59% afirman "creer en un dios",
--el 21% en "alguna clase de espíritu o fuerza vital" y
--el 18% en "ninguna clase de espíritu, dios o fuerza vital".
Ahora bien, “si un 76% de los españoles se declaran católicos pero sólo un 59% cree en "un dios" en el sentido clásico, monoteísta, del término... significa que al menos un 17% dice ser católico pero no creer en un dios sino, en el mejor de los casos, en "alguna clase de espíritu o fuerza vital".

“¿Cómo es esto posible?” –se pregunta el científico-. Para responder a esto, analiza los datos obtenidos por una encuesta más concienzuda, la del Obradoiro de Socioloxia (3). Sus aportes coinciden con los del CIS en la parte general: “tan solo un 15,3% de los católicos va a misa "casi todos los domingos y festivos" o más a menudo, y un 26,1% "algunas veces al mes" o "varias veces al año".

Precisando, sólo
--el 73% de los encuestados cree que “Jesús fue un personaje histórico que existió realmente”;
--un 47% cree que Jesús fue “Dios o Hijo de Dios”;
--un 41% cree que nació de una virgen;
--un 43% cree que después de morir resucitó;
--un 41% cree en los milagros;
--un 32% cree que existen los ángeles;
--un 34% cree que un Dios creó el mundo de la nada;
--un 29% cree que Adán y Eva fueron los primeros seres humanos;
--un 41% cree que el alma vive después de la muerte;
--un 27% que existe el cielo;
--un 37% que existe el cielo;
--un 29% que existe el demonio;
--y un 53% cree que existe Dios.

Un resultado así cuestiona no ya que haya –hubiera, en 2005- tantos cristianos [como decían las encuestas superficiales], sino que los no creyentes no se aproximen en número a los creyentes en Dios.

“Más de la mitad de los "católicos no practicantes" –dice D. Antonio- no creen que Cristo fuera Dios o hijo de Dios, que naciera de una virgen o que resucitara al tercer día (curiosamente, tampoco lo creen un 20% de los que se consideran "practicantes"). Y más del 60% no creen en el cielo ni en el infierno, en los milagros, en Adán y Eva, en la creación divina del universo o en la supervivencia del alma tras la muerte.
Extraordinariamente, sólo el 54% de ellos dicen "creer en Dios", lo que viene a aproximarse a ese 59% que, según el Eurobarómetro, "creen en un dios".” “Uno podría preguntarse –continúa- qué clase de católicos son estos, y también por qué se identifican como católicos ante los encuestadores y eligen a la Iglesia Católica Romana para sus ritos sociales”.

“Más curiosa resulta su fe en cuestiones esotéricas y paranormales, que entre los no creyentes es residual, desmintiendo aquella frase de G. K. Chesterton según la cual "quien no cree en Dios cree en cualquier cosa". Por el contrario, más del 15% y hasta la cuarta parte de los católicos (practicantes y no practicantes) tienen fe también en la astrología (24% de encuestados), el mal de ojo (21%), la reencarnación (14%), los fantasmas (16%), la videncia (15%), la comunicación con los muertos (14%) y la existencia de personas con poderes maléficos, como las brujas (19%); todas ellas, creencias heréticas e incluso malignas según la doctrina católica.”

Pueden ustedes revisar los datos y profundizar en las respuestas dadas según la adscripción de los encuestados a un grupo u otro. Un 89% de quienes se consideran católicos practicantes dice creer en Dios (un 11% de ellos no cree). Este porcentaje es del 54% en los que se definen como católicos no practicantes (un 46% no cree). Los no creyentes y ateos dan un coherente 0%.

Cree que tenemos un alma que sobrevive a la muerte el 72% (contra un 28%) de los católicos practicantes y sólo un 34% de católicos no practicantes (contra un 66%); y también un curioso 14% de no creyentes y ateos (contra un 86%).
Cree que Dios es el creador del mundo (de la nada) un 68% de los católicos practicantes (un 32% no lo cree), un 26% de los católicos no practicantes (contra un 74%) y un curioso 3% de los ateos y no creyentes.

Otras creencias dan los porcentajes siguientes, respectivamente, para católicos practicantes, católicos no practicantes, y ateos y no creyentes:
--existieron Adán y Eva (58%, 25%, 2%),
--existe el cielo (71%, 31%, 2%),
--existe el infierno (49%, 24%, 0%),
--existe el demonio (55%, 26%, 3%),
--existen los milagros (67%, 36%, 14%).
[Otras cuestiones no dejan de ser curiosas. Por ejemplo, un 13% de católicos practicantes, un 17% de católicos no practicantes y 8% un de ateos cree que es posible comunicarse con los muertos; y un 22%, un 19% y un 9%, respectivamente, cree que existen brujas o personas con poderes maléficos.]

Parece claro que uno de cada tres católicos practicantes y tres de cada cuatro no practicantes, no son, en realidad, creyentes. Y que uno de cada 30 no creyentes es, en realidad, creyente.

Mi conclusión particular es que los católicos-católicos (que compartan los dogmas exigidos para serlo, es decir, aquéllos cuyo cuestionamiento hubiera supuesto ni más ni menos que la intervención de la Inquisición) rondan más o menos el 7% de nuestra población. Y los no creyentes se aproximan a la mitad.
___________
(1)TNS Opinion & Social, Special Eurobarometer 225 / Wave 63.1, realizado en enero-febrero y publicado en junio de 2005. Accesible en http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/ebs/ebs_225_report_en.pdf, y reproducido por Yuri (el científico Antonio Cantó y bloguero de: http://lapizarradeyuri.blogspot.com (El estado de la religión en España 2009. Secularización e indiferencia generalizada, diversidad, sincretismo y lento ascenso del escepticismo caracterizan a la sociedad española del siglo XXI.)
(2) Yuri: http://lapizarradeyuri.blogspot.com (El estado de la religión en España 2009).
(3) Muestra agregada de los Publiscopios elaborados por el Obradoiro de Socioloxia entre septiembre y diciembre de 2008, con 12.800 entrevistas realizadas mediante sistema CATIA. Margen de error: 0,7%.

José Manuel Barreda
(Blog periodista digital: Humanismo sin credos)