dimarts, 10 de maig de 2011

Agraïment

Bendecir

Bendecir es abrir el corazón
para hacer del otro tu razón.

Bendecir es limpiar la mirada
de aquellas lágrimas del mañana.

Bendecir es susurrar al oído
la Palabra que penetra los sentidos.

Bendecir es caminar muy despacio
para pisar la tierra del necesitado.

Bendecir es caer en la cuenta
que el amor de Dios nos alimenta.

Bendecir es hablar bien del otro
porque Jesús en ti se ha hecho relato.

Bendecir es valorar la vida sin prisas
con el sabor de cada uno de los días.

Bendecir es escribir con Jesucristo
aquella página vivenciada sin subtítulos.

Bendecir sencillamente es...
el nacer de gratis otra vez.

Pepe Baena
10 de mayo de 2011