dissabte, 17 de maig de 2014

El déu Mammón



 

Pequeño fragmento del Evangelio apócrifo según “Mammón”.

–Habla el mercado: No perdáis la calma, creed en mí y eso basta. En mi reino hay muchas moradas, caben los chorizos, los defraudadores, los desahuciadores y todo tipo de mentirosos, oficiales o no. Pero tenéis que seguirme y seguir mis sabios consejos y mis directrices que evacuo por medio del fondo monetario internacional y el banco central europeo.

–Hablan los discípulos del mercado: ¿Cómo vamos a saber el camino si no sabemos dónde vas?

–Habla el mercado: No os preocupéis mi pequeño rebaño, porque yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al mundo del futuro si no es por mí aunque ahora tengáis que sufrir dolor producido por mis exigencias, tales como falta de empleo, trabajo precario, saqueo por parte de las entidades financieras, etc.

–Habla Felipe: Muéstranos ese mundo, eso nos basta aunque todavía no estemos en él.

–Habla el mercado: Quién me ha visto a mí y como actúo ha visto el mundo que os espera, así que ya os podéis ir preparando. Pero conocer quién me manda no os va a ser dado, porque permanecerá siempre en la oscuridad. El es el más oscuro. Sólo aquellos muy avanzados podrán acceder muy poco a poco a los secretos del nuevo arcano. Y os aseguro que si me hacéis caso aún veréis cosas mayores: guerra de alta y baja intensidad, catástrofes de todo tipo, destrucción de la vida a todos los niveles, etc.

–Hablan los discípulos del mercado: Oh señor !, tus palabras ahuyentan nuestras inquietudes y temores de futuro porque sabemos a quién confiamos nuestro capital. ¿Qué más puedo esperar de quién cada día sacrifica más y más pobres en su altar? Alabado seas, mercado, por los siglos de los siglos. Amén.



NB: Como se ve, parece un remedo neoliberal de Jn 14,1-12, texto que la iglesia nos ofrece en la lectura evangélica del 5º domingo de Pascua.

Al parecer este fragmento llegó a manos de Ricardo Díaz (militante de Valencia), el cual no ha querido decirnos más sobre el asunto. Seguiremos investigando.

Esperamos que su lectura nos sea provechosa en nuestra labor evangelizadora.

Bones notícies

 
Immigrants i entitats socials de Bellavista impulsen una entitat per reclamar papers per a tothom
Els impulsors, amb el suport d’entitats com Càritas, volen estendre el moviment a tota la comarca
15-05-2014
Una vintena d’immigrants, alguns sense papers, es van reunir aquest dimarts en la trobada setmanal que es fa a la parròquia de Bellavista
Ramon Ferrandis

Immigrants de Bellavista, a les Franqueses, impulsen una nova associació que, sota el nom de Papers per a Tothom engegarà iniciatives per aconseguir que les administracions regularitzin la situació dels immigrants que, després de molts anys al país, s’han quedat sense papers perquè no tenen feina.
Des de fa algunes setmanes, un grup d’estrangers i membres d’entitats socials com Càritas o la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca (PAH) es reuneixen cada setmana per preparar els tràmits legals per constituir l’entitat i aconseguir que s’hi sumi el major nombre de persones possible.

El coordinador de la iniciativa, Gamal Abdal, un jove de 28 anys, del Senegal i sense papers, ja disposa d’una llista d’un centenar de persones disposades a formar part de l’associació. Els impulsors calculen que a Bellavista –un barri amb un 25% de població immigrada– i localitats de l’entorn de les Franqueses i Granollers hi pot haver diversos centenars de persones en aquesta situació.

De fet, tot i que l’embrió de la iniciativa està a Bellavista, l’objectiu és que l’associació tingui un abast comarcal i actuï de forma coordinada amb altres entitats similars de tot Catalunya.

Les reclamacions es resumeixen en un manifest que es va fer públic el Primer de Maig en què plantegen com a objectiu principal eliminar el contracte de treball com a requisit per a l’obtenció o renovació de papers. El document reclama que els ajuntaments empadronin totes les persones sense necessitat de domicili i independentment de la seva situació administrativa. També que els ajuntaments proposin l’arrelament favorable per vulnerabilitat social i sense necessitat de contracte de treball, que la Generalitat emeti informes d’arrelament també sense necessitat de contracte i que es traslladi la pressió al govern de l’Estat perquè interpreti la llei amb la major flexibilitat possible. El manifest diu que persones amb molts anys de residència a l’Estat no tenen papers perquè mai els han tingut o perquè després de moltes renovacions, els van perdre per manca d’un contracte de treball arran de la crisi. Això afecta també els seus fills encara que hagin nascut a l’Estat espanyol.

“És un treball que durarà molt de temps. Hem de ser fidels i constants”, deia Pere Pérez, de Càritas de Bellavista en la reunió que es feia aquest dimarts al casal parroquial. A més de constituir-se legalment com a entitat jurídica, una de les prioritats del grup és donar a conèixer la situació de les persones sense papers. “Hem de donar a conèixer les situacions concretes perquè s’entengui molt millor la nostra demanda”, explicava Pérez.

El projecte té el seu origen en la jornada de dejuni que es va fer el dia 8 de febrer a Bellavista i que va reunir desenes de persones a la sala parroquial. El suport del rector, Pepe Baena, també ha estat clau. D’aquesta darrera entitat, aquest dimarts assistien a la reunió dos destacats activistes, Eugeni Fernández i Ramon Bosch. Una de les primeres accions ha estat designar cinc persones, totes amb papers en regla, que figuraran com a titulars de l’entitat. A més, tots els dimecres, anirà al local per donar assessorament.

Un manifest amb sabor d'Eleccions Europees





CARITAS, CONFER, HOAC,
JUSTICIA Y PAZ y AEFJ (África-Europa Fe-Justicia)
ANIMAN A LA MASIVA PARTICIPACIÓN
EN LAS ELECCIONES EUROPEAS


El próximo 25 de mayo los españoles estamos convocados a elegir 54 de los 751 diputados que compondrán el nuevo Parlamento Europeo y que representarán a unos 490 millones de ciudadanos europeos (28 países miembros). En estas elecciones, el nuevo Parlamento estrena mayores competencias: elige al Presidente de la Comisión, tiene que aprobar al conjunto de los miembros que propone el Consejo Europeo para formar la Comisión y puede destituir a la Comisión mediante una moción de censura.
El gran reto al que se enfrentan los ciudadanos europeos es, por un lado, la desinformación acerca de las instituciones, funcionamiento y repercusiones de lo que se realiza, día tras día, en la Unión Europea, unido al casi total desinterés por lo que en la UE se debate.
Desde nuestra común identidad cristiana y a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, animamos a todos los votantes a tomar conciencia de la importancia de este momento,  donde con nuestro voto podemos construir una Europa más justa y solidaria con las personas y los países más débiles y vulnerables.
La Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) anima, con motivo de la convocatoria de las elecciones al Parlamento europeo, a configurar Europa como una comunidad de solidaridad y responsabilidad, basada en un modelo de economía social de mercado en el que no solo prime la economía y donde tengan la debida importancia la moral, la política y la voluntad decidida de preservar los derechos fundamentales de todas las personas.
Nuestras organizaciones consideran necesario apostar decididamente por una Europa comprometida con una justicia económica y social universal, dispuesta a:
a)    Establecer un marco de protección de los derechos económicos y sociales,  e impulsar políticas de lucha contra el desempleo -especialmente el juvenil y el de larga duración- orientado a la creación de puestos de trabajo dignos para todos.
b)    Promover la reducción de la pobreza y la exclusión social a través de instrumentos como el salario mínimo interprofesional y una renta básica familiar.
c)    Reforzar la cooperación a favor del desarrollo económico, los derechos humanos y la democracia tanto en los países más pobres como en los de nuestro entorno.
d)    Adoptar políticas que mejoren la regulación de los mercados financieros, a fin de frenar la especulación y la evasión fiscal, favorecer su transparencia y su adecuación a la economía real y productiva, promoviendo la desaparición de los paraísos fiscales y el secreto bancario, y aplicando impuestos a las operaciones financieras internacionales.
e)    Impulsar normativas y políticas que aseguren mayor respeto del medio ambiente, la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.
f)     Promover una reforma del sistema económico-financiero global, a fin de ponerlo verdaderamente al servicio del bien común universal, favoreciendo la creación de una autoridad política democrática universal que lo haga posible
Así mismo, consideramos que Europa no puede renunciar a un mayor compromiso con los derechos humanos, base del respeto de la dignidad de la persona. Entre otros retos, es urgente garantizar los derechos humanos de los migrantes y reforzar la lucha contra la trata de personas, evitando la mortalidad en el mar y las fronteras, estableciendo vías efectivas y realistas para la inmigración laboral efectivas y realistas para la inmigración laboral y el asilo en Europa, impulsando la integración social y luchando contra el racismo y la xenofobia.
Es necesario, además, que todos los países europeos trabajen por una paz universal promoviendo el desarme y el control del comercio de armas.
Los problemas y retos a los que se enfrenta Europa son muchos y muy complejos.
La construcción de Europa como un gran espacio de integración política y económica, de justicia social, de promoción del desarrollo humano integral y de la paz, con vocación de referencia mundial, es una meta irrenunciable a la que todos debemos contribuir ejerciendo nuestro derecho a votar.
Por ello, como creyentes y como hombres y mujeres de buena voluntad, no podemos permanecer indiferentes ante estas elecciones, tras la excusa de lo complicado de las instituciones, del desencanto generalizado o del sentimiento negativo de que “nada vale la pena”.
Invitamos a toda la ciudadanía a participar, a través de las urnas, en la construcción de otra Europa más acogedora y más justa, y a asumir un compromiso activo en la defensa de los derechos de los últimos y no atendidos por parte de las estructuras legislativas y ejecutivas de la UE.