dimecres, 23 de desembre de 2009

Consum responsable a les festes nadalenques


RESUM MANIFEST de l' ACO de Lleida

Què n'hem fet del Nadal? Què tenen a veure els excessos d'aquesta societat amb el missatge genuïnament cristià d'aquesta festa? A poc a poc s'ha anat desplaçant del centre de la festa el Jesús pobre, per, entre molts altres símbols de la societat de consum, un gras homenet vestit de roig, amb un riure buit, que no és més que una creació publicitària i que ens parla no del Déu Amor, sinó del déu diner i del seu fill Consum, que es lloat en els seus temples: els centres comercials. En el centre d'aquesta festa consumista qui neix, i reneix i es multiplica és el Diner.

Però ningú no està obligat a obeir la dictadura del consumisme. Per què no ens plantegem de viure un Nadal diferent?


DECÀLEG (resumit) PER A UN CONSUM RESPONSABLE TAMBÉ DURANT LES FESTES NADALENQUES


1. Aprofitem el consum del Nadal com a una forma d'acció per al canvi social. Hi ha moltes coses al món que no ens agraden: injustícies, insolidaritat, degradació del medi... Amb el consum responsable podem potenciar a través del que consumim no sigui contradictori amb el que volem potenciar.

2. Abans de comprar cal preguntar-nos: ho necessito? Si ho vols regalar, ho necessiten ? Fem un llistat i no ens deixem enredar per les “ofertes” sense fer-ne una reflexió prèvia.

3. També per Nadal podem gastar menys per a compartir més. Dediquem una part del nostre pressupost de compres d'aquest Nadal a cooperar amb alguna entitat solidària. Compartim allò que tenim, no allò que ens sobra! També als nostres estalvis els podem posanr-los en entitats de la banca ètica.

4. Aprofitem les festes per viure i educar en l'austeritat. Es tracta de sentir l'alliberament de fer allò que des de dintre sentim que és millor i que ens fa estar més satisfets. Saber dir “no” és educatiu per al qui vol una cosa o per al qui ens la vol regalar.

5. Per preparar els menjars de Nadal, no comprem més del que necessitem, i no gastem en excés. Podem combinar productes frescos de les nostres terres amb productes de Comerç Just, i així contribuirem a donar suport als nostres pagesos, que ho necessiten, i als petits productors del sud. Tots ellls també han de celebrar el NADAL !

6. Amb els regals que fem, podem fomentar la solidaritat, l'educació per a la igualtat, i la pau evitant comprar joguines violentes o sexistes.


7. Quan comprem ens podem preguntar i informar-nos del què hi ha al darrera del que comprem: explotació, comerç injust, necessitats creades?... i actuem en conseqüència.

8. Plantegem-nos: Fins i tot ens ho podem preguntar quan ho comprem: què en faré quan ja no ho necessiti? El que nosaltres no necessitem pot ser una forma de cooperar amb empreses de reinserció social que es dediquen a la recollida i tractament de residus: roba, mobles, electrodomèstics...


9. Com cada any per aquestes dates, les institucions ens recordaran que hem de llençar cada deixalla al seu contenidor corresponent. Fem una passa més: intentem reduir els residus! Anem a comprar amb la senalla de tota la vida o amb bosses realitzades, triem els productes que no vagin gaire embolicats, i els que duguin envasos reutilitzables o reciclables.

10. Aprofitem aquestes festes per regalar una cosa que no es compra amb euros: la comunicació. Intentem no dedicar tot el teu temps d'oci a consumir, i posem en la nostra agenda una mica de temps, a fons perdut, per xerrar, per compartir, per fer companyia i per estimar.

Almenys cal intentar-ho.

divendres, 18 de desembre de 2009

ERO al Portal de Betlem



(ERE: Expediente de Regulación de Empleo, terminología española para reducir plantillas)

ESPECIAL CRISIS (E.R.E. EN EL PORTAL DE BELEN) - Merche Mas.

Mañana quiero empezar a poner el belén (o los belenes) en mi casa, y, como estoy en crisis, las decisiones que voy a tomar son las siguientes:

Pastores. Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalado, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.

Personajes gremiales.
Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero,... y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay. La decisión que hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otro remedio. En su lugar hemos contratado a un chino, que en un pequeño comercio fabricará y venderá todos los objetos que vendían los artesanos. (Si el chino decide subcontratar 15 menores para sacar el trabajo es un tema en el que no nos debemos meter).

Posadero. El chino se hará cargo también de la posada. Además, últimamente habían llegado quejas de atención al cliente por parte de José y María. La posada podría funcionar con el sistema de cama caliente.

Lavanderas. Que manía tienen en los belenes con lavar la ropa, con lo fría que debe estar el agua, con tanta nieve. Se suprimen los trabajos de lavanderas, que además eran ocupados siempre por mujeres. Cada uno se lavará su ropa en los ratos libres, potenciando así la equiparación de sexos en cuestión de tareas domésticas.

Ángel anunciador.
Suprimidos casi todos los pastores, no tiene sentido la figura de un ángel anunciador. Se sustituye por un anuncio luminoso, en donde además podremos anunciar las ofertas del chino.

Castillo de Herodes.
A Herodes le mantengo en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir directivos. Soldados, me quedo con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita está la zona) pero los externalizo. Los contrataré por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como guardas de seguridad. Ahorro en costes fijos y gano en flexibilidad.

Paseantes varios.
Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Todos despedidos. Esto lo teníamos que haber hecho hace tiempo.

Paseantes con obsequios. He observado que otro grupo de paseantes, algo menos ociosos, pero no mucho más productivos, se dirige hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un atillo (¿qué llevará el misterioso personaje del atillo?),...

Puesto que todos tienen el mismo destino, organizaremos un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despediremos a todos los paseantes, uno de ellos se quedará con nosotros por medio de ett, y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días y las acercará al portal.

Reyes Magos. Por supuesto con un solo rey es más que suficiente, para llevar el oro, el incienso y la mirra. Eliminamos dos reyes, dos camellos y los pajes. Posiblemente nos quedemos con el rey negro para no ser acusados de racistas, además es posible que quiera trabajar sin que le demos de alta. Tengo que estudiar, también, la posibilidad de dejar tan solo el incienso y vender el oro y la mirra a otra compañía, ya que debemos de reducir al máximo la inversión en regalos de empresa.

Mula y Buey.
La única función de estos animales es dar calor. Esta función será desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. Realizaremos un assessment center con los dos animales, y el que lo superé trabajará como animal de carga en el servicio de logística antes citado.

San José y la Virgen María. Está más que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, y evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones de paridad nos quedamos con la Virgen María y, lamentablemente, tenemos que despedir a San José (con lo que había tragado el hombre en esta empresa).

El niño Jesús.
A pesar de su juventud tiene mucho potencial, y además parece ser que su padre es un pez gordo. Le mantenemos como becario con un sueldo de mierda, hasta que demuestre su valía.

El Belén queda pues de la siguiente forma:
Un pastor, con ovejas en un cercado, un chino con un comercio/posada de 24 horas, Herodes y dos guardas subcontratados, un paseante, por ett, con la mula (o el buey) haciendo repartos, el rey negro (ilegal), la virgen y el niño.

Va a ser más soso que otros años, pero me he ahorrado una pasta…