dissabte, 14 de març de 2015

Paraules de Monsenyor Òscar Romero (XIX)

"Vuelvo a repetir lo que aquí he dicho tantas veces dirigiéndome a través de la radio a aquéllos que tal vez son los causantes de tantas injusticias y violencias, a aquellos que han hecho llorar a tantos hogares, a aquéllos que se mancharon de sangre con tantos asesinatos, a aquéllos que tienen sus manos manchadas de torturas, a aquéllos que han encallecido su conciencia, que no les duele ver bajo sus botas a un hombre humillado, sufriendo, tal vez ya para morir, a todos ellos, les digo: no importan tus crímenes, son feos, horribles, has atropellado lo más digno del hombre, pero Dios te llama y te perdona." (1978)