dilluns, 10 de juny de 2013

Un café en temps de crisi

 
 
“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres “pendientes”.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
- ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
- Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
- Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
- ¿Tienen algún “café pendiente”?

 

Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.
http://cafespendientes.es/ - #cafespendientes
¿Te sumas?

 
¿Qué es Cafés Pendientes?


Es una iniciativa que invita a realizar una acción solidaria, sin fines de lucro y basada en la confianza.
Consiste en pagar anticipadamente un café a alguien que no tiene recursos para comprar una taza de café.
Esta idea surgió en Nápoles, Italia, con el nombre de “Caffe Sospenso” y gracias a las redes sociales, se está extendiendo a varias países, con muy buena respuesta de la gente.

¿Quien soy?

Me llamo Gonzalo y soy un joven de Barcelona profesional del marketing online que quiere impulsar una idea solidaria para ver cómo la gente realiza actos generosos, sencillos y de bajo coste. El ser solidario puede estar al alcance de muchos.

Como funciona:

Primero se invita a Bares y locales a que se sumen al proyecto. Se les explica el funcionamiento básico de la iniciativa.
Cada establecimiento tendrá un distintivo identificativo que se puede imprimir y descargar desde la página web. Este distintivo reconocerá el local como adherido a la iniciativa.

¿Quiénes pueden participar?

Todos los locales gastronómicos (restaurantes, bares, …).
Cualquier persona que pueda y quiera abonar un Café pendiente.

Como puedo sumarme a Cafés Pendientes:

  1. Podéis contactarnos y coordinamos para entregar los materiales de identificación, se pueden descargar directamente desde la web e imprimirlos.
  2. Sumando locales gastronómicos que se quieran adherir a la iniciativa.
  3. Llevando la lista de locales, o hablando sobre la iniciativa a los comedores sociales, bancos de alimentos, ONGs, etc…
  4. Donando a los locales vasos de usar y tirar.
  5. Imprimir este distintivo (aquí en alta resolución) y llevarlo a los locales.

Otras consideraciones:

Este es un proyecto basado en la solidaridad y la confianza.
En los locales que por diversas razones no se puedan alojar personas en situación de pobreza o calle, se pueden servir los cafés en vasos desechables.
En el caso de ver alguna acción irresponsable, puedes contactarnos vía Facebook, Twitter o email (hola@cafespendientes.es).
Existen infinidad de posibilidades, variantes e ideas para realizar este proyecto y estamos dispuestos a ayudar y difundirlas.
Se puede descargar en la web toda la información y los elementos necesarios para poder implementar “Cafés Pendientes” en cualquier parte del mundo.
Pronto se podrá consultar en la página web una lista de todos los locales adheridos.
Esta lista también se entregará a comedores sociales, iglesias y hospitales.